Vie. Nov 15th, 2019

Aquellas pequeñas cosas…

Fan Day de 40 el MusicalHola familia, como dicen ECDL en su último single “quiero aprender de ti”, ayer tuve la oportunidad de volver a darme cuenta de que algunos pequeños detalles son los que realmente importan en la vida. ¿Cuántas cosas tenemos a diario sin darle importancia? ¿De cuántas personas disponemos sin tan sólo pensarlo? Tuve la suerte de pasar el domingo con las niñas que la Fundación Anar tiene acogidas en uno de sus hogares. Llegué dispuesto a prepararles una Fideuà y por suerte salió riquísima. La emoción de sus caritas mientras la cocinaba lo decía todo. Metían la cabeza en la cocina y decían “¡Qué bien huele!” y yo me alegraba tanto…
Después de la comilona tuvimos sesión de adivinanzas y chistes por parte de la más pequeña de la residencia. Nos moríamos de risa con ella, estuvo graciosísima.
Fue un día especial para ellas y para mí.

Como comprenderéis, no puedo colgar las fotos de ayer con las niñas así que os dejo la fotito del jueves presentando el Fan Day de 40 el Musical. Una jornada especial donde el público podía conocer a los actores después de la función.

4 thoughts on “Aquellas pequeñas cosas…

  1. Oleeee!!! seguro que te salió pa quitar el hipo!!! viva la fideuá!! ¿para cuantas personas fue? Ya sé que no puedes poner fotos de las criaturillas, pero ¿hiciste alguna foto de la fideuá? Mi madre hace una que ni pa qué. No sabía que eras un cocinero de tan alto standing!
    Saludos campeón!

  2. Hola TONY, aparte que eres un buen cocinero, me parece emocionante este detallaso que habeis tenido con los niños de la fundación ANAR. Todas las personas tenemos algo que aprender y algo que enseñar, En este caso tu has aprendido que con poca cosa se hace feliz a muchas personas.
    Tu objetivo era ver contentos a estos niños por lo menos por un momento y lo has conseguido, y no solo por un momento, te recordaran por mucho tiempo. A muchas personas puedes hacer felices con, un Hola!!! con un Buenos dias, y hasta con una sonrrisa. un besaso.

  3. Qué coraje tienes para ir a ver a esas niñitas, y qué coraje de ellas para seguir viviendo es poco…Me sumo a Lorena.Gracias por existir gente como tú, porque muchos de nosotros no sabríamos hacerlo.. o no tenemos el valor de ir y encontrarnos con la dura realidad de esas chiquitinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *