Lun. Dic 5th, 2022

Pol Granch publica ‘Amor Escupido’, su segundo álbum

Un diario de amor, un carrusel de pasión, una autobiografía en clave de deseo. Todo eso y mucho más es ‘Amor escupido’, el nuevo álbum de Pol Granch —ya disponible—, un catálogo de emociones, desconciertos y dudas que consolida la carrera de un artista fascinante. Granch abre su corazón de par en par en busca del ansiado sosiego, un objetivo que alcanza a través de unas canciones con sello propio.

Llega ‘Amor escupido’ con la reciente nominación de Granch como Mejor Nuevo Artista en los Grammy Latinos 2022, la confirmación de su talento como revelación a escala internacional. Y llega también con el estreno de otra de esas perlas que jalonan una carrera de éxito como la suya: ‘Que todo sea probar’, pura adrenalina, con un vídeo que plasma la exaltación liberadora que respira la canción.

El clip está dirigido por Mario Arenas, responsable de toda la parte audiovisual del proyecto. En cuanto escuchó la canción tuvo clara la necesidad de transmitir ese estado de euforia que transmite ‘Que todo sea probar’, de recrear “esos momentos en los que el corazón se sale del pecho mientras vibra al ritmo de la música”, en palabras del director. El videoclip es puro baile, fiesta y buena onda, el tema más bailable de Pol Granch hasta la fecha.

“Amor escupido es un disco lleno de dramas y emociones, pero a la vez tremendamente genérico”, se explica el madrileño. Su título hace referencia a esos dardos de pasión con forma de canción, dardos escupidos por un joven repleto de dudas que descubre el amor y el desamor en su plenitud. “Es una especie de relato en primera persona de alguien que busca lo que siente”, apunta.

Es un álbum repleto de éxitos conocidos y potenciales. Aparecen los consumados, como ‘No pegamos’, ‘Lüky Charm’, ‘Solo x ti’, ‘Platicamos’ —ft Leon Leiden— o, el más recientemente, ‘Nena’. Hoy descubrimos nuevos temas del calibre de ‘Que todo sea probar’ o la propia ‘Amor escupido’.

El primer test del álbum tuvo lugar el lunes en el Teatro Joy Eslava y se saldó con un éxito rotundo. Granch puso en pie a sus seguidores en la presentación del trabajo, en un recinto abarrotado de fans deseosos de conocer todos los temas de este nuevo trabajo.

En esa especie de terapia introspectiva que es ‘Amor escupido’, Granch ha descubierto que en su caso no hay mejor receta que sus propias canciones, sobre todo después de una catarsis como la provocada por la pandemia, en la que reaccionó escribiendo como un loco. Si su debut lo ilustró con un elocuente ‘Tengo que calmarme’, este Pol Granch de 2022 está mucho más próximo al sosiego a pesar de sus pequeños dramas. Es una madurez que se plasma muy particularmente en lo musical, a través de un sonido no necesariamente homogéneo sino poliédrico, como él. “Es como una rebelión contra mí mismo; he sacado todos los géneros que me iban apeteciendo: pop, rock, pinceladas de trap, rock alternativo, electrónica… Un abanico al que no podría ponerle apellido”.

Así es como ha escrito otra página de su autobiografía, este segundo álbum en el que a Pol Granch se le cae de los bolsillos ese algo que distingue a los grandes de los simplemente buenos. Es el argumento que le ha permitido transitar vertiginosamente de la promesa que fue en su debut a esta estrella indiscutible con papel protagonista en los Latin Grammy. Con ‘Amor escupido’, Granch se gana el derecho a pensar que todo cuanto desee puede hacerse realidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *