En el mundo de la televisión entré a raíz de una campaña de publicidad de la revista Primera Línea en la que me convocaron a mí, como podían